Como actuar frente al estrés. - Clínica Corpore Sano
16984
post-template-default,single,single-post,postid-16984,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive,mob-menu-slideout
estrés-salud-paciente

Como actuar frente al estrés.

Estrés y reacción del cuerpo.

Tipos de estrés.

Ante un estrés agudo mediado por patógenos( cuando enfermamos) la mayor parte de la energía va al sistema inmunológico. Este resolverá esa inflamación o infección y debería ser la grasa la que le aporte esa energía. Cuando estamos enfermos o con fiebre, lo que más nos apetece es meternos en la cama, ni movernos ni comer.

Ante un estrés agudo no mediado por patógeno la energía tiene que ir al cerebro y al músculo. El cerebro toma las decisiones y el músculo las ejecuta.

Reparto de energía.

Cerebro y sistema inmune necesitan mucha energía para funcionar, que trabajen los dos al mismo tiempo es demasiado costoso. Por eso el cerebro tiene que cortar la producción de insulina, para poder movilizar mejor la energía en su favor. Moverse nos sirve para tomar decisiones, para calmar al sistema inmune, para liberar energía y  para mejorar el aporte de energía al cerebro. Seguro que más de uno se da un paseo o se va a correr cuando tiene que tomar decisiones o necesita pensar.

Pero cuando el estrés agudo no se soluciona se vuelve crónico. Esto provoca un desajuste a nivel hormonal(adrenalina, noradrenalina, cortisol, aldosterona) y a nivel de la producción de insulina. A largo plazo hace que el sistema inmune esté más activo de lo que debería, perdiendo la funcionalidad y sincronía de otras partes del cuerpo. El estrés también altera los movimientos intestinales, la microbiota y la permeabilidad intestinal(estudio). Mantenido cronicamente en el tiempo puede derivar en distintas patologías.

Nuevos estreses.

La hipoteca, el paro, maltratos, abusos, el ruido, problemas con la pareja, problemas en el trabajo, emprender un negocio, ser autónomo, internet, el móvil, una mudanza, una boda, un embarazo… Son otro tipo de estrés y pueden ser continuos y durar años. El cuerpo no sabe que estrategia tomar ante ellos y trata de utilizar las que tiene.

Consecuencias del estrés.

A largo plazo si el SI sigue robandole energía al cerebro, por algo no resuelto, podemos aumentar la posibilidad de desarrollar enfermedades neurodegenerativas( parkinson, alzheimer, demencia). También otras como fibromialgia, dolor crónico, depresión y modificar mis hábitos alimenticios y de movimiento para terminar con sobrepeso. Lo mismo ocurre si le roba la energía a otras partes del cuerpo como músculos, tendones, ligamentos, huesos o vísceras. Podemos desarrollar patologías relacionadas con cada uno de ellos.

¿En que me puede beneficiar el movimiento en este tipo de estrés? Teniendo en cuenta que lo que necesitamos es utilizar el cerebro para buscar soluciones, todo lo que sea mejorar el aporte de energía a este nos beneficiara.

Como combatir el estrés.

Moverse en ayunas y estimular el cerebro(crucigramas, estudiar un idioma, jugar al ajedrez, hacer sudokus..) en algo ayuda. Si a esto le añades pasar algo de hambre, sed, frio(duchas de agua fria) y calor(baño turco) les estaremos dando al cuerpo los estímulos de estrés a los que está acostumbrado.

El cerebro recompensa las conductas encaminadas a la supervivencia y reproducción mediante la liberación de ciertas hormonas(endorfinas). Son recompensas endógenas, naturales. Comer con hambre, beber con sed, moverse y el sexo/contacto físico genera recompensa.

Comer sin hambre no genera recompensa. El azúcar y el gluten si, lo hace de forma NO natural, de forma exógena. Pasa lo mismo con el alcohol, la droga, el tabaco, la ludopatía, la compra compulsiva, pero es una recompensa a corto plazo y cada vez necesitamos más. La adicción al deporte tampoco es sana cuando pasamos cierto límite y al igual que lo anterior hay que ver porque necesitas estas recompensas para estar bien.

En el estrés también influye mucho si somos de los que vemos el lado positivo o negativo de las cosas. Lo mismo pasa si expresamos lo que sentimos o nos lo guardamos todo dentro. Pensar en positivo hará que encuentres más pensamientos positivos. Hay situaciones que pueden ser desagradables y no encontrar el lado positivo. Aun así siempre podemos rellenar el vaso para volver a tenerlo medio lleno. En la vida no todo va como nos gustaría y las situaciones pueden cambiar en cualquier momento. Se puede ser realista con una visión optimista de la vida. Aunque ser positivo no siempre funciona.(video)

Cambios de actitud.

Para cambiar nuestra forma de encontrar recompensas, de ver las cosas y salir de nuestra zona de confort necesitamos motivación. Los cambios siempre cuestan, generan miedo y necesitamos desear cambiar y creer que lo podemos hacer.

Motivación.

Para tener motivación necesitamos dopamina. Para aumentarla podemos empezar haciendo cambios pequeños que nos permitan ir cumpliendo objetivos a corto plazo. Dejar las adicciones y recompensas externas, realizar actividades que te llenen, rodearte de gente que te complete, buscar un terapeuta si es necesario, hacer ejercicio, escuchar música, meditar(mindfullnes) y desintoxicar tu cuerpo.

En Clínica Corpore&Sano , Clínica de Fisioterapia en Valencia, os recomendamos este vídeo, porque las risa segrega endorfinas y provoca la risa a los que tenemos alrededor.

14 Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Clínica Corpore Sano