Nutrición y dietética - Como parte del proceso de recuperación
18355
page-template-default,page,page-id-18355,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive,mob-menu-slideout

Nutrición y dietética como parte de la salud.

 

Nuestra visión de la nutrición y dietética va más allá de la pérdida de peso. Es una parte imprescindible que hay que cuidar para conseguir un estado óptimo de salud y a la cual no le solemos prestar atención. Intentamos aportarle valor por los beneficios que aporta a corto y a largo plazo, que se traducen en mayor bienestar, mayor productividad y mayor rendimiento físico. Las conductas y los hábitos alimentarios de las personas no cambian repentinamente. Entendemos la nutrición como un proceso educativo que requiere tiempo. No se trata de obtener un papel con una dieta y ya. En el camino, aprenderás a hacer la lista de la compra, nuevas recetas saludables, elaborar tu propio menú, adaptarte a situaciones de comidas fuera de casa, y muchas otras estrategias para poder conseguir tu objetivo relacionado con la alimentación

En los últimos años han surgido diversas líneas de investigación que vinculan la salud de nuestro sistema gastrointestinal con nuestro bienestar. En este sistema encontramos la microbiota, además de un gran número de células del sistema inmune y nervioso.  Una mala alimentación puede aumentar la permeabilidad intestinal y producir una alteración en estas células intestinales produciendo síntomas como: reflujo, dolor abdominal, acidez, diarrea, gases, estreñimiento, además de patologías como SIBO, síndrome de intestino irritable y otras enfermedades autoinmunes. Es decir, te predispone a enfermedades que pueden reducir tu calidad de vida, tu estado de ánimo y tu rendimiento.

 

Por tanto, uno de los puntos principales de las estrategias en nutrición está basado en dejar de comer mal. Se trata de empezar a abandonar comida ultraprocesada, aquella que se ha tratado mucho industrialmente y difiere considerablemente del producto original, como podrían ser los embutidos, la bollería, pastelería, refrescos, etc. No se trata de comer pechuga y lechuga, o la dieta milagro de turno. Cuando empiezas a comer de forma saludable, vas descubriendo nuevas opciones que aportan variedad a tu alimentación y la hacen más sana. Y no, no es necesario fijarse en superalimentos o productos détox (que no sirven para nada) “poco económicos”. Con comida real de proximidad y de temporada se pueden hacer maravillas en la cocina. Esta es una de las claves para conseguir resultados.

rawpixel-973112-unsplash

Nuestro concepto de nutrición

Somos lo que comemos, cómo comemos, cómo descansamos, cómo nos divertimos, nos movemos y trabajamos. Es más importante el qué, cómo y cuanto que las cantidades.

Repasando la evolución vemos las grandes diferencias en nuestro estilo de vida actual y para el que estamos hecho geneticamente. Por eso, abordamos el problema del paciente desde una visión global e integrativa, con un equipo de profesionales de distintas ramas de la salud.

La alimentación es fundamental en la salud. El cambio en los patrones dietéticos nos ha llevado a una situación insostenible donde, en España, 2 de cada 3 adultos presentan sobrepeso con todas las patologías asociadas como son diabetes, hipertensión, ateroesclerosis, algunos tipos de cáncer, problemas musculares y de espalda, etc.

Somos conscientes de que las personas no piensan en la comida sólo como una forma de aportar los nutrientes y las calorías necesarias al cuerpo. Nos relacionamos con el entorno, tenemos costumbres y tradiciones tanto gastronómicas como sociales, gustos y aversiones, una determinada posición económica, etc. Son conductas y factores, en muchas ocasiones, muy arraigadas en la persona y que no cambian de la noche a la mañana. Por tanto, cambiar los hábitos alimentarios requiere constancia y realizar pequeños cambios que se van incorporando y ajustando periódicamente dependiendo de todos los factores anteriormente mencionados

Beneficios de una buena alimentación.

1. Mejorar la digestión y transito intestinal.

2. Mejor salud. Vivir más y vivir mejor.microbiota-probioticos-fermentación-salud

3. Mejora dolores crónicos.

4. Mejora y prevención de las alergias.

5. Mejora de estado de animo.

6. Aumento de los niveles de energía.

7. Control de la insulina.

8. Retraso de los síntomas del envejecimiento.

9. Modulación del sistema inmune y mejora de patologías autoinmunes.

10. Prevención aparición de enfermedades.

Tipos de nutrición

Nutrición clínica.

Realizamos tratamiento nutricional de distintas patologías donde la alimentación es un factor diferencial. Entre ellas: alergias e intolerancias, diabetes Mellitus, hipertensión, hipercolesterolemia, enfermedades hepáticas, intestinales (Chron, intestino irritable, enfermedad inflamatoria, colitis ulcerosa), renales, hipotiroidismo

 

Nutrición deportiva.

Te asesoramos si necesitas mejorar tu composición corporal, rendimiento deportivo o suplementación ya seas amateur, intermedio o profesional. Buscaremos la mejor estrategia que se adapte a ti, controlaremos los macros, el timing, refeeds y descarga de hidratos, suplementos (en caso de que se quieran utilizar),  adaptado a tu nivel y a tu estilo de vida. También tenemos servicio de antropometría para

 

 

Tratamiento de sobrepeso/obesidad.

Cómo explicamos anteriormente, el sobrepeso y la obesidad son patologías que no son fáciles de abordar. Somos conscientes de que las personas no piensan en la comida sólo como una forma de aportar los nutrientes y las calorías necesarias al cuerpo. Te ayudaremos a abordar tu problema proporcionándote la estrategia dietética y las herramientas prácticas adaptadas a ti para que consigas un peso saludable y consigas mantenerlo a largo plazo.

 

 

Dieta vegetariana/vegana

Día a día aumenta la cantidad de personas que se vuelven vegetarianas buscando un modelo de consumo más ético y respetuoso con el medio ambiente. Se trata de una dieta completamente saludable, pero hay que asegurarse de que está bien planteada para no tener ningún problema (al igual que ocurre con la dieta omnívora). Ofrecemos asesoramiento a personas vegetarianas: plantear bien la dieta, nuevas recetas, complicaciones al comer fuera de casa, nutrición deportiva vegetariana, etc.

 

Tipos de dietas que dominamos y estrategias nutricionales:

dieta cetogénica, dieta paleolítica, PSMF, whole 30,dieta mediterránea, dietas bajas en FODMAPS, dietas altas en proteína, refeeds, ayuno intermitente, ciclado de calorías, control del timing nutricional, etc

¿A quién va dirigido?

Cualquier persona que quiera mejorar su estado de salud y calidad de vida, mejorar su rendimiento físico y deportivo, perder peso o prevenir la aparición de ciertas patologías.

¿Qué síntomas podemos tener?

Dolor de barriga. Reflujos.

Diarrea y/o estreñimiento

Hinchazón abdominal. Gases

Cansancio/Falta de energía.

Peor rendimiento en el día a día. Peor calidad de vida

Dolor de cabeza. Depresión. Mal humor

¿Qué patologías se pueden ver beneficiadas por mejorar la alimentación?

Inflamatorias: alergias, intolerancias, fibromialgia, artrosis, osteoporosis, asma, SIBO

Autoinmunes: , síndrome de intestino irritable, colon irritable, colitis ulcerosa, artritis reumatoide, enfermedad de Chron, esclerosis múltiple, psoriasis, hipotiroidismo(hashimoto)

Ginecológicas: dismenorrea, amenorreas, síndrome de ovario poliquistico, fertilidad.

Cardiovasculares: hipertension arterial, hipercolesterolemia, hígado graso no alcohólico, síndrome metabólico, diabetes tipo 2, aterioesclerosis

LA SALUD ES LA SUMA DE MUCHAS PEQUEÑAS COSAS.

Pídenos cita a través de nuestro Formulario de Contacto

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies