Clínica Corpore Sano | Mindfulness en Valencia.¿Qué es?
16713
post-template-default,single,single-post,postid-16713,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
Mindfulness

Mindfulness en Valencia.¿Qué es?

Mindfulness, como técnica en terapia y como práctica en sí, es uno de los servicios que ofrece Clínica Corpore&Sano , Clínica de Fisioterapia en Valencia, y queremos explicaros en qué consiste.

A causa de toda los estímulos que recibimos constantemente nuestro cuerpo y nuestra mente han perdido la capacidad de concentrarse en una sola cosa.

Durante miles de años, el ser humano tenia que estar atento a los que hacia para poder sobrevivir. Sin embargo a día de hoy nuestra mente va a 100 por hora y existen peligros múltiples(reales o infundados) que nos perturban y que a la larga nos generan estrés y ansiedad.

La meditación, herramienta principal en la práctica de Mindfulness o consciencia plena, nos permite descansar la mente de la sobreestimulación externa, focalizar la atención, poder manejarla y llevarla de un lado a otro, y conocer más nuestros procesos internos.

¿Qué es Mindfulness?

La atención Plena (mindfulness), es una práctica meditativa que ayuda a poner conciencia a los matices de nuestra experiencia en el momento presente. Ayuda a ser conscientes de cómo nos sentimos, física o emocionalmente, y de cómo reaccionamos ante las distintas situaciones cotidianas.  Mindfulness conlleva la atención sin prejuicios a la experiencia del momento presente. No es solo una práctica, es un estado de conciencia y un estilo de vida.

Históricamente, ha sido cultivada en las tradiciones contemplativas. En la actualidad, ha emergido como una intervención clínica en la psicología de la salud y en psicoterapia.

De hecho, la moderna tecnología de monitorización del cerebro ha permitido a los investigadores medir los efectos de la meditación. Han obtenido como resultado de los más de 1500 estudios la prueba de como la meditación aporta numerosos efectos duraderos y beneficiosos en el cerebro, la mente y el cuerpo.

Por ello, el mindfulness te ayuda, desde la conciencia, a conocer y enfocar tu mente. Para ver con claridad lo que te está pasando realmente y obtener la perspectiva necesaria para tomar decisiones más acertadas. También te convierte en un mejor oyente y comunicador, lo cual va a mejorar tu relación con los demás y contigo mismo/a.

El mantenerte consciente del aquí y ahora hace que disfrutes de las pequeñas alegrías de la vida más profundamente . Que estés atento a todo lo que va surgiendo en el campo de la conciencia sin dejarte llevar por los contenidos: ni por los pensamientos, ni por imágenes,  sensaciones o emociones que puedan venir. ¿A quién no le ha pasado de recordar algo negativo del pasado o pensar en algo que nos preocupa del futuro y no sentirse bien, ponerse en tensión, sudar, tener una aceleración del pulso….?

¿Qué beneficios tiene el Mindfulness?

Su práctica regular conlleva una serie de beneficios para la salud, como son:

  •  reducción del estrés y de la ansiedad.
  •  disminución de la reactividad emocional ante las situaciones complejas del día a día.
  •  incremento del bienestar y la satisfacción personal.
  •  aumento de la capacidad de concentración.
  • incremento de la conexión con el momento presente.
  •  disminuye los estados de ánimo negativos, mejora los positivos y reduce los pensamientos y comportamientos rumiadores y de distracción.
  •  en personas mayores, reduce la expresión de genes proinflamatorios y soledad.(articulo)
  • mejora la sintomatología en personas con fibromialgia.(articulo)

¿Cómo se practica el Mindfulness?

Cuando se posee experiencia, se puede meditar en posturas diferentes. Incluso se puede hacer caminando, pero lo principal es que requiere continuidad en la práctica y el entrenamiento.Es importante el desarrollo de 7 actitudes básicas (Kabat-Zinn):

  1. No juzgar. Asumir una postura de observador imparcial, sin juicios mecánicos y dicotómicos. Tampoco etiquetas que pueden conducirnos a posturas precipitadas de posicionarnos a favor, en contra o indiferentes. Podremos ver mejor la realidad si no nos vinculamos tan emocionalmente con ella. Tampoco hay que juzgar los juicios y complicar más todavía las cosas.
  2. Paciencia con el proceso ya que lleva algún tiempo adquirir lo que se está aprendiendo.  También con uno mismo, cultivando el amor hacia nosotros, tal y como somos, permaneciendo abierto a cada momento y aceptándolo en plenitud. La paciencia demuestra que comprendemos y asumimos que las cosas tienen que desplegar a su debido tiempo.
  3. Mente de Principiante. Se trata de contemplar las cosas de un modo nuevo, con curiosidad, como si fuese la primera vez que las vemos. Abandonando las expectativas basadas en experiencias previas, para poder así, captar que ningún momento es igual a otro y que posee posibilidades únicas. De toda circunstancia se puede aprender algo.
  4. Confianza. Confía en ti mismo y en tus sentimientos, en tu sabiduría, recursos y bondad naturales. Escucha tu propio ser. Es preferible confiar en uno mismo aunque se cometan algunos “errores” que buscar siempre ayuda exterior o seguir a rajatabla a tus maestros. Si en algún momento sentimos que algo no nos va bien, no tenemos por qué hacerlo. Es imposible convertirse en otro, la única esperanza es ser nosotros mismos pero con mayor plenitud.
  5. No esforzarse. Es posiblemente la actitud más paradójica pues, aunque meditar exige un esfuerzo, los mayores beneficios llegan del no esfuerzo.  Se trataría más bien de no esforzarse por alcanzar  resultados, de conseguir objetivos (calmar un dolor, tranquilizarse, hacerse mejor persona).  Aceptar las cosas tal como son y como se van presentando, poniendo más énfasis en el proceso. Sería algo así como meditar no “para” si no “porque” (no medito “para” calmar este dolor, si no “porque” siento dolor). Asumiendo una postura humilde y compasiva. Sin intentar llegar a ninguna parte pues ya se está aquí. Se puede entender también como un “no-hacer” y simplemente “ser”. Una forma de contrarrestar la tendencia que tenemos a hacer constantemente cosas. Y como aún así, el concepto de “no esfuerzo” sigue siendo complejo, habitualmente se sugiere “tirar por el camino de en medio”, ni mucho esfuerzo, ni poco esfuerzo.
  6. Aceptación. Observar lo que ocurre y admitir lo que pasa tal cual es en el presente, sin intentar que sea de otra manera. Cuando intentamos forzar las situaciones para que sean como nos gustaría que fuesen, en vez de verlas tal y como son, se gasta gran cantidad de tiempo y energía y se acumula tensión. No obstante, no debemos confundir la aceptación con desesperanza, resignación o pasividad. La aceptación de la que hablamos significa simplemente desarrollar la disposición de ver las cosas como son para poder tomar mejores decisiones, más sabias. Si partimos de premisas falsas es muy difícil que actuemos de forma adecuada.
  7. Dejar irceder. No apegarnos a determinadas cosas, ideas, sensaciones y especialmente a los resultados. Cuando comenzamos a prestar atención a nuestra experiencia interna, es muy frecuente darnos cuenta de que nuestra mente tiende a aferrarse a algunas cuestiones, del pasado o del futuro. En la práctica meditativa dejamos ir esos pensamientos, soltamos, nos desasimos.

Por lo demás, se entrena la atención igual que entrenamos los músculos.

¿Quién puede practicar el Mindfulness?

Como hemos visto antes, desde deportistas, hasta gente de edades más avanzadas, pasando por niños y adultos. No importa la edad, ni el género, ni la clase social. Así mismo, se adapta a cada situación ya que, como comentábamos, la principal consecuencia de una práctica constante es el aumento de autoconocimiento y, por consiguiente, el mejor manejo de estado internos, tanto mentales como físicos, ante diferentes situaciones que pueden alterar nuestro estado de ánimo.

En nuestra clínica contamos con una colaboradora especialista en Mindfulness que hace tanto sesiones individuales como grupales. Puedes consultarnos a través de nuestro apartado de contacto o llamar ahora al 963015467

Cada día el Mindfullness tiene más evidencia científica, aquí os dejamos algunos artículos:

http://www.elsevier.es/es-revista-psiquiatria-biologica-46-articulo-sustratos-psiconeurobiologicos-meditacion-conciencia-plena-S1134593414000359?redirectNew=true

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3485650/

http://www.redalyc.org/pdf/970/97020869005.pdf

http://www.psicothema.com/pdf/3850.pdf

http://www.nature.com/nrn/journal/v16/n4/abs/nrn3916.html

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12883106

http://journals.sagepub.com/doi/abs/10.1177/1087054707308502

http://www.naturafoundation.es/?objectID=16022&page

 

content content content
2 Comments

Post A Comment