Clínica Corpore Sano | Como reforzar el sistema inmune
19376
post-template-default,single,single-post,postid-19376,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
inflamación-salud-sistema-inmune

Como reforzar el sistema inmune

En este artículo te quiero explicar como todo el cuerpo está conectado y como el sistema inmune influye en mi estado de salud general.

Sistema inmune y salud.

Una persona sana es aquella que cuando se produce un desequilibrio es su cuerpo, este se recupera en su debido tiempo. Podríamos decir que la salud es esa recuperación del equilibrio interno.

Para que nuestro organismo funcione de forma correcta necesitamos que el reparto de energía sea adecuado y aquí tenemos dos órganos que mandan más que el resto, el cerebro y el sistema inmunológico.

Si estás enfermo, tienes fiebre, una gripe o una infección, tu cuerpo necesita que toda la energía vaya al sistema inmune, es la prioridad. Por eso cuando estamos malos solo queremos descansar, ni comer, ni movernos, ni pensar.

Antiguamente si mi vida corría peligro porque tenía una pantera o un gladiador delante, la energía tenía que ir al cerebro , para buscar soluciones, y mis músculos, para correr , trepar o luchar. En ese momento no tengo ni sueño, ni hambre, ni sed ni nada.

Y así podríamos poner muchos ejemplos. Lo que quiero transmitir es que ante un desequilibrio tiene que haber un buen reparto de energía para que cada uno haga su función. Pero sabemos que esto no es siempre así. Vamos a ver que factores pueden afectar a nuestra salud y el funcionamiento de nuestro sistema inmune.

Alimentación y sistema inmune.

Da la casualidad que el 90% del sistema inmunológico se encuentra en nuestro aparato digestivo, que va desde la boca hasta el orto o ano. Allí además se encuentra nuestra microbiota, todas esas bacterias que se encargan de protegernos y vigilar lo que entra en nuestro cuerpo.

Tienes que saber que cuando comemos, por una parte, se produce una inflamación, y eso activa a mis defensas. Van todas a pedir documentación para atacar a lo malo y dejar pasar a lo bueno. Cuanto menos sano sea un alimento, más inflamación. Cuantas más veces coma, más veces activo tanto a mi aparato digestivo como al inmune, pero es que a su vez, cuanto más inflamatoria sea esa comida, más activación habrá. Y durante ese tiempo hay otras parte de nuestro cuerpo que no van a tener tanto acceso a la energía.

Entonces podríamos resumirlo en que necesitamos ingerir calorías menos veces al día y consumir comida real y sana. En este artículo te hablo más ampliamente del ayuno intermitente y en este otro de la alimentación.

Sueño y bioritmo y sistema inmune.

Es sistema inmunológico actúa sobre todo por la noche para reparar tejidos. Para que actúe de forma eficiente necesita que haya melatonina acumulada y para ello tenemos que evitar estar demasiado expuesto a la luz, comer demasiado tarde o activarse por la noche ya sea por estrés o por hacer actividad física intensa. En este artículo sobre falta de sueño te lo explico mejor. Además hay una fuerte relación entre falta de sueño y dolor, sobrepeso, alteración estado de ánimo, bajada de rendimiento.

Para resumir, no solo es importante el sueño sino la calidad del mismo para que nuestro sistema inmune trabaje como es debido.

Sol y vitamina D

La vitamina D actúa de mediadora en muchos procesos inmunitarios.(estudio) . El sol nos beneficia mas allá de la vitamina D pero la vitamina D en si está relacionada con menos incidencia en muchas patología. Ahora con el covid no está totalmente claro hasta que punto ayuda, pero si que se ha visto mejor recuperación con suplementación o peores y más mortalidad en casos en gente que tenía niveles bajos de vitamina D.

Estrés y sistema inmune

El estrés es una amenaza real o imaginada a el equilibrio de mi cuerpo, ya sea interno o externo.


Ante un estrés hay una primera respuesta donde hay una producción de hormonas en nuestro cuerpo y un activación de distintos organos. La energía se la van a repartir sobre todo el cerebro, sistema imune, aparato locomotor y sistema arterial.

Posteriormente hay una segunda reacción donde el cuerpo busca una inmunosupresión para cerrar la inflamación y desactiva el sistema inmune.

Esto es lo que suele pasar ante un estrés agudo, corto, intenso e identificable, sabemos cual es la respuesta para combatirlo. Lo que nos ocurre muchas veces es que tenemos un estrés crónico, de larga duración, que no es intenso y para el que nuestro cuerpo no conoce una solución. Esto tiene varias consecuencias.

Por una parte estamos con una inflamación cronica de bajo grado al mismo tiempo que con una inmunosupresión intentando cortar esa inflamación. Eso nos predispone a que entre cualquier patogeno en nuestro cuerpo y prolifere. Además si ya tenemos un acumulo de toxinas en nuestro cuerpo lo que vamos a hacer es que todo eso se desborde.

Por otro lado tenemos un consumo constante de energía que le estamos negando a otras partes de nuestro cuerpo. Si además de eso, estamos acostumbrados a obtener la energía exclusivamente de la glucosa en sangre, lo que nos encontramos es con pacientes que necesitan comer cada 3 horas y terminan por volverse resistentes a la insulina. Hacemos trabajar de más al páncreas, al hígado, al aparato digestivo, etc etc

Si acostumbramos a nuestro cuerpo a tirar de las grasas y de los cuerpos cetogénicos que se generan cuando consumimos esas grasas, ganamos flexibilidad metabólica. Es como los coches que pueden usar distintos combustibles. Para ello tenemos que cambiar nuestra forma de comer y de movernos.

En esté otro artículo te amplio la información sobre el estrés.

Estímulos naturales y estresores horméticos.

El ser humano ha vivido en unas condiciones específicas durante miles de años y su genética se ha ido adaptando a eso. Ha día de hoy vemos que existe un desajuste entre nuestro estilo de vida y nuestra genética y eso provoca las enfermedades crónicas no transmisibles que son las principal causa de morbilidad y mortalidad a nivel mundial.

La hormesis es esa pequeña dosis de un estrés aparentemente negativo puede elevar nuestra tolerancia a él. Esto nos saca de nuestra zona de confort sin perjudicar a nuestra salud y haciéndonos más fuertes. Y cuales son estos estresores hométicos con los que hemos convivido siempre.

  • Ayuno intermitente. (comer con hambre real)
  • Pasar algo de sed y satisfacerlo con agua.
  • Duchas de agua fría y sauna o baño turco. ( pasar algo de frio y de calor)
  • Hacer ejercicio intenso. ( intenso con respecto a tus capacidades)

Y por otra parte hay una serie de estímulos naturales y hábitos que nos ayudan a mejorar la función del sistema inmune.

  • Contacto con la naturaleza( Shirin-yoku)
  • Recuperar nuestro bioritmo y mejorar el sueño.
  • Movernos más durante el día.
  • Relaciones sociales sanas.
  • Comer comida real
  • Levantarnos con una motivación en la vida (Ikigai)
  • Acostarnos agradeciendo a la vida.

Como veis, para mejorar la función de nuestro sistema inmune solo necesitamos volver un poco a los orígenes, disfrutar de las comodidades de nuestro tiempo sin olvidar en estimular a nuestro cuerpo como se hacía antes.

Es tan facil como comparar la estilo de vida y la salud de muchas partes del mundo, donde a partir de los 50 la persona tiene que medicarse de por vida, con las poblaciones más sanas y longevas, donde efectivamente tienen más hábitos saludables y un estilo de vida más acorde con nuestra genética.

En nuestra clínica contamos con personas que gracias a la PsicoNeuroInmunología (PNI) tenemos está visión de la salud y nos permite tratar a los pacientes de forma multidisciplinar para darle soluciones individuales y problemas comunes.

Si te notas falto de energía, si tienes patología autoinmune, si tienes lesiones o infecciones constantemente, si te cuesta recuperarte mucho cuando tienes un resfriado, si tienes sintomas relacionados con el aparto digestivo o si tienes alguna patología y te gustaría tener una evaluación o segunda opinión, puedes contactar con nosotros y haremos todo lo que esté en nuestras manos para ayudarte.

Este vídeo es para los nostálgicos y los niños.

No Comments

Post A Comment