Fascia y terapia Miofascial - Clínica Corpore Sano
16411
post-template-default,single,single-post,postid-16411,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
fascia-tratamieto-fisioterapia

Fascia y terapia Miofascial

La fascia del organismo forma una ininterrumpida red que controla todos los componentes del cuerpo. Este sistema fascial debería encontrarse en equilibrio funcional para asegurar al cuerpo el desenvolvimiento óptimo en sus tareas.

Para visualizar mejor la fascia, imagínese quitando la piel del pollo. Esa capa blanquecina que viene pegada a la piel y a la carne. Pues entre la piel y el musculo encontramos ese tejido, la fascia. 

Esta fascia tiene distintas funciones. Protección, absorción de impactos y amortiguación de presiones, determinar forma de músculos y la forma de compartimentos corporales(imagínese una naranja partida por la mitad), suspensión y sostén, cohesión, nutrición del tejido, ayuda a la curación de heridas, unifica el cuerpo , da continuidad y permite el movimiento a todas las estructuras que envuelve ( vísceras, músculos, tendones, ligamentos, capsulas articulares, nervios, vasos sanguíneos, linfáticos y meninges)

Por lo tanto, al envolverlo todo (como traje de neopreno) va a afectar a su función, hidratación, alimentación y coordinación. Por eso la restricción de movilidad de la fascia en una región puede disminuir la amplitud de movimiento en otra zona más distal.

Una lesión del sistema fascial se puede deber a:

  • lesión directa: traumatismo o cicatriz
  • sobrecarga: por mantenimiento prolongado de una mala postura o repetición continua de un mal gesto.
  • restricción de movilidad: inmovilización prolongada (escayola), poca movilidad (sedentarismo) o desuso (kinesofobia:es el miedo al movimiento. Explicación: “antes me dolia haciendo un movimiento asi que ahora no lo hago por si me duele al hacerlo”)
  • lesión química: acidificación por una mala nutrición

 

Una restricción de la movilidad de la fascia genera un incremento de estrés mecánico. Esto estimula la secreción de fibras de colágeno en el tejido afectado, lo que disminuye el volumen de sustancia fundamental. El tejido conectivo queda más sólido y menos fluido. Esto afecta a la nutrición del tejido y a la eliminación de toxina. La capacidad de elasticidad, pasticidad y viscoelasticidad quedan reducidas, lo que afecta a la capacidad de deslizamiento y esto obliga al cuerpo a crear movimientos compensatorios que con el tiempo puede afectar a otros segmentos. Esto genera más disfunción, más dolor y más restricción de movilidad

Esto hace que la fascia se endurezca, expulse agua y se acumule grasa. (la palma de la mano y planta de pie tiene mucha más grasa que el dorso y esa piel se desliza mucho peor así que imaginen el efecto en otras zonas del cuerpo). Hace que se creen adherencias y entrecruzamientos. Que se desorganice la orientación de las fibras, y que se pierda fuerza tensil en ligamentos, tendones y músculos. No es lo mismo tener una camisa arrugada, que planchándola vuelve a su estado, que lavarla con agua caliente y se te acorte, que aunque la planches ya no puedes ni levantar los brazos.

El objetivo de la terapia miofascial es eliminar las restricciones y restablecer el equilibrio funcional. Por otro lado que el sistema fascial este sano, que el cuerpo se pueda mover con una completa amplitud y sincronización, con una máxima eficacia funcional y un mínimo gasto energético

Para ello vamos a utilizar técnicas superficiales para eliminar las restricciones en esa fascia más superficial(pegada a la piel y a la grasa) y técnicas profundas. Las profundas, mediante el mantenimiento de una compresión y estiramiento prolongado, buscan reorientar las fibras de colágeno y producir cambios bioquímicos en la matriz para romper ese círculo vicioso de restricción de movilidad.

Es importante después del tratamiento hidratar bien el cuerpo para facilitar la eliminación de toxinas. También hacer ejercicio y moverse, para que la orientación de las fibras de colágenos sean en la buena dirección.

En Clínica Corpore Sano ,Clínica de Fisioterapia en Valencia, tenemos muy en cuenta a la fascia y la terapia miofascial es una de las técnicas que utilizamos para tratar a nuestros pacientes.

Esto es el link de un video de unos 30 min en el que hablan más ampliamente de la fascia. Para las personas que se hayan quedado con ganas de saber más.

5 Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies