Navidad y sus excesos(parte 2) - Clínica Corpore Sano
17488
post-template-default,single,single-post,postid-17488,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
comida navidad

Navidad y sus excesos(parte 2)

Uno de los protagonistas de la Navidad, junto con los regalos, es la comida. Y es que en esta época de excesos por unos motivos u otros (cena de empresa, comidas y cenas familiares, reuniones con amigos…) acabamos comiendo mucha más cantidad de lo que nos gustaría y de lo que estamos habituados.

Héctor:

Estamos con Stefan Caballero, colaborador de Clínica Corpore&Sano, dietista nutricionista. ¿ Cómo ves la Navidad desde un punto de vista nutricional?

Stefan:

En un período de 2-3 semanas nos vemos bombardeados con esta serie de eventos ineludibles que siempre van acompañados de platos generalmente abundantes y de calidad variable, aunque en todos los casos vemos la presencia de algún plato o alimento que no es para nada saludable, ya sea el postre, algún alimento frito, los dulces…  Y nos solemos consolar pensando una serie de excusas: que no durará mucho tiempo, que con los propósitos de año nuevo de “dieta y ejercicio” o que este consumo “ocasional” no es perjudicial para nuestra salud. Lo cierto es que ninguno de estos argumentos es real y sólo nos intentamos autoconvencer de ello para no cambiar este hábito ni adoptar una actitud más responsable y saludable.

Héctor:

Entiendo que en esta época nos dejamos llevar y no nos controlamos. ¿ Qué consecuencias puede tener esto?

Stefan:

Uno  de los cambios  frecuentemente  más  odiados  es el aumento  de peso. Y  es que  es lógico.  Estamos ingiriendo más cantidad de comida y de peor calidad que habitualmente. Además de realizar por lo general menos ejercicio físico (incluso ningún). Las consecuencias de este rápido aumento de peso van desde el sentimiento de culpabilidad a abrazar métodos que nos prometen perder todo el peso ganado en navidad. Muchos métodos los venden como rápidos y sin esfuerzo, que obviamente  no funcionan  y no suelen ser precisamente baratos. En realidad, la solución radica en planificar esta época lo mejor posible, y aunque se cometan excesos, que sean controlados. Si llevamos un estilo de vida saludable durante todo el año, los excesos navideños no serán un problema para nosotros. Y en caso de que se necesite ayuda en esta planificación, siempre se puede consultar a un Dietista-Nutricionista que nos ayudará a manejarlo mejor.

Héctor:

Además del sobrepeso en esta época de atracones también hay otra serie de problemas digestivos como ardor, reflujos, pesadez, cansancio..A ello le añadimos un aumento en el consumo de alcohol. Todo esto también afecta a nuestra flora bacteriana. Otro que se ve afectado es el bolsillo ¿ no?

Stefan:

Claro. Otro aspecto a considerar en navidad es la cantidad de desperdicios alimentarios que se producen. Ante esto, podemos:

  • Planificar las comidas y cenas con tiempo (tanto las recetas que vamos a hacer como la cantidad, para evitar comprar comida en exceso). Si lo planificamos correctamente, además de evitar cocinar en exceso también podremos planificar recetas más saludables y ligeras
  • Utilizar comida que ya tenemos en casa (verdura, legumbres y conservas de la despensa, por ejemplo)
  • Guardar las sobras y reutilizarlas, tanto en frigorífico como en congelador si es posible

Héctor:

Como vimos en el anterior artículo en la Navidad también hay momentos de estrés y tristeza. Muchas personas intentan solventarlo comiendo, sobre todos cosas dulces. Buscan esa recompensa externa. Sabemos que ciertos alimentos(azucar, gluten, entre otros) nos generan esa sensación de bienestar incluso cierta adicción. Hay otros alimentos que también influyen en nuestro estado de animo¿ No Stefan?

Stefan:

Si, los alimentos que contienen triptofano. Este es un aminoacido esencial que es utilizados como precursor de neurotransmisores como melatonina y serotonina. Estos se pueden ver reducidos en situaciones de estrés. por tanto, es importante que nuestra alimentación diaria aporte unas cantidades adecuadas de este aminoácido y así poder sintetizar suficiente serotonina(hormona de la felicidad)

Hector:

Aquí es importante aclarar que no es que produzcan felicidad estos alimentos sino que permitan sintetizar las hormonas que influyen en nuestro estado de animo. ¿Y dónde encontramos el triptofano?

Stefan: 

Lo encontramos en: frutos secos, pescado azul, huevos, legumbres(lentejas, soja, garbanzos) , ciertas frutas(platano, aguacate) y chocolate(puro o superior al 70%).

Héctor: 

Si tubiéramos que hacer un resumen de lo que aconsejamos consumir menos y lo que deberíamos fomentar su consumo ¿Cual sería?

Stefan: 

Sería el siguiente.

Alimentos que se deberían consumir menos o directamente no consumir. Reducir el consumo de carne, sobre todo roja y de cerdo. Evitar los fritos y rebozados. Disminuir al máximo los dulces(turrones, pasteles…). Si se toman dulces elegir las opciones más saludables posibles, pudiendo hacer recetas caseras disminuyendo el contenido en azúcar o y harinas.(receta,)

Alimentos que deberíamos fomentar su consumo. Pescados( muy buena opción como plato principal en comidas y cenas). Ensaladas grandes y variadas encabezando la mesa(receta). Sopas y cremas(receta, receta), frutos secos(tostados, crudos y sin sal) legumbre, fruta fresca de postre.

Héctor:

Muchas gracias Stefan. Dentro de poco publicaremos nuevos articulos y podcast para dar más información sobre salud y nutrición.

Como hemos visto, este periodo de fiestas no aporta felicidad a todo el mundo. Puede llegar a ser un periodo de estrés y tristeza.

La alimentación puede ser una ayuda. En el aparato digestivo se produce el 95% de la serotonina(hormona de la felicidad).

Hacer ejercicio, actividad física, moverse, también. No solo nos ayudará con nuestro estado de animo y con la gestión del estrés. También nos ayudara a controlar nuestro peso y a desintoxicar nuestro cuerpo.

Ayudar a los demás también nos hace más felices. El dinero da la felicidades si sabes como invertirlo. Ya hay numerosos estudios que demuestran que regalar a los demás nos hace más felices. Invertir en nosotros mismos no.

Reir nos hace más felices. Puede que sea un mejor regalo compartir un buen momento que dar algo material.

Los abrazos y los masajes aumentan nuestros niveles de oxitocina. Esto ayuda a disminuir la depresión, las ansiedad y el estrés.

Ya vimos en la parte 1 que más cosas podemos hacer para gestionar mejor todas estas emociones y situaciones.

Desde Clínica Corpore&Sano les deseamos unas felices fiestas.

 

 

 

1Comment

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies